Ya fui CM, ya fui PM… #DigitalMediaStrategy

Llevo aproximadamente 10 años trabajando en agencias de marketing digital, pequeñas, medianas, grandes, un poco de todo. Marcas, gobierno, políticos; farmacéuticas, bebidas alcohólicas, dulces, tecnología, maquillaje, autos, etc.

Empecé como Community Manager en aquellos años en los que publicar MÁS era MEJOR (el alcance orgánico aún existía), apenas comenzaban los formatos pagados que eran alcanzables sólo por marcas con grandes budgets.

Hice estrategias, reportes, concursos en Facebook y Twitter (shares, likes, comentarios, etc.); todas las mañanas llegaba a la agencia, planeaba un contenido + imagen para cada marca (hubo un momento en que administré hasta 6 marcas al mismo tiempo), publicaba y después monitoreaba la actividad para responder a cada usuario.

Long story short, así era más o menos lo que hacía como CM en 2010–2011.

Después fui Social Media Manager, ya a cargo de un equipo de Community Managers, coordinando las entregas de contenidos, reportes y manejo de comunidades. Nuevas estrategias, pitches, trato con cliente, etc.

Así pasé algunos años hasta que en 2014 ¡me harté! Me cansé de ver que todas las marcas y agencias hacíamos lo mismo en redes sociales, LO MISMO. Estaba cansada de hacer contenidos y estrategias que terminaban en lo mismo por falta de budget, visión, ganas… huevos, por parte de agencias y clientes.

Entonces me fui, me di un break de 6–7 meses para estudiar una maestría (sueño que había dejado empolvado por un par de años). Así llegué a Hyper Island UK (Manchester) a vivir la mejor experiencia de vida que he tenido so far.

Digital Media Management, así dice mi título de maestría emitido por la Teesside University (además, me gradué con Merit 🏆). Design Thinking, Digital Technology, Disruption, Innovation, Project Management, Digital Strategy, entre otras muchas cosas, fueron las cosas que puse en práctica para re-aprender a usar las plataformas digitales para comunicar, construir, crear y generar cambios desde una visión User Centered.

Además de trabajar mucho la parte de liderazgo desde un approach de trabajo en equipo + inteligencia emocional. Sin duda es una experiencia que no hay día que no quiera volver a vivir. Conocí gente de todo el mundo, gente muy TALENTOSA, gente con muchos HUEVOS, gente con mucho CORAZÓN y PASIÓN.

A mi regreso, comencé a trabajar como Project Manager para un proyecto regional para alinear a los equipos locales en LATAM de una marca sobre el uso de redes sociales y comunicación digital. Súper reto, escribir un playbook con reglas y tips (en inglés) para después visitar a cada país y equipo involucrado para “entrenarlos” en el uso del manual. Todo bien, pero el proyecto se quedó en guidelines y no tanto en práctica.

Como Project Manager pude explotar mis habilidades de liderazgo, management y client service. Después del proyecto anterior, vino un pitch por una importante marca de autos, GANAMOS.

En fin, toda esta historia es para llegar a los siguiente: es 2017 y las marcas sin entender que el usuario es lo más importante, que sin él/ellos los productos son NADA. Insisten en entregar briefs sacados de otra realidad y creen que la gente ama a la marca just for the sake of it. Creen que la gente va a reaccionar (y comprar) como la marca quiere, sólo porque su marca es conocida.

WTF dudes?!

Piden estrategias 360º “disruptivas” (aunque apuesto que la mitad de la gente que usa la palabra no sabe las implicaciones de la misma), nos piden volarnos la cabeza con ideas digitales que logren mucho alcance y ventas… pero al momento de presentar esas grandes ideas, se asustan porque no entienden por qué cuestan tanto “si son digitales”. FML!

Pero eso no es todo, muchas veces no tienen ni un target ni un objetivo definido, mucho menos un budget; es más, hay quienes quieren presentar un nuevo producto súper innovador sin darse cuenta que antes que ellos llegaron mínimo 2 empresas más que hacen lo mismo y ofrecen mejores beneficios. Pero aún así, se sienten Steve Jobs presentando el nuevo iPhone.

Entonces, les conté toda esta historia para llegar este punto: marcas, empresas y servicios (no todos, pero sí muchos) se olvidan del USUARIO, es más, he visto brand managers que ni siquiera se detienen un segundo a pensar como USUARIOS para preguntarse si “x” o “y” les haría sentido.

¿Qué nos está faltando? Eso, PENSAR COMO USUARIOS, empatía, observación, insights reales, problemas y soluciones. Alejarnos del “mi target es A, B…” y acercarnos al “mi usuario hace, busca, quiere, valora, siente…”

So, who’s ready to have real strategies for real people? who’s ready to think about people and not about f∞¬¢# amazing brands? ’Cause remember that brands are nothing without people who can see the value brought to their lives by you.

{lang: 'es-419'}