Las fisuras de Darwin

Algunas investigaciones proponen que ciertos postulados de la teoría darwinista está equivocados.

Desde la publicación, el 24 de noviembre de 1859, de “El Origen de las Especies”, donde Darwin virtió sus teorías y suposiciones, éstas han sido víctimas de rechazo: durante el siglo XIX fueron completamente negadas y hasta el día de hoy hay sectores profundamente religiosos continúan negando las afirmaciones que revolucionaron el conocimiento y se convirtieron en el paradigma que guía el mundo de la biología.

En la actualidad hay voces que aseguran que la evolución de los seres vivos va más allá de las ideas darwinianas.

De acuerdo con el sitio soitu.es, “la idea básica de la teoría general de Darwin se mantiene: en el ambiente hay una presión selectiva que tiene como efecto que sean los individuos mejor adaptados los que sobrevivan. La consecuencia de este mecanismo es un cambio a largo plazo en las poblaciones. Pero hay “detalles” en torno a los cómos que ya no pueden explicarse con los presupuestos del neodarwinismo.”

Las fisuras encontradas en las ideas de Darwin son:

1. Explica cómo cambian las especies a lo largo de la evolución, pero no ejemplifica cómo surgen dichas innovaciones; hasta el momento no se ha descubierto.

2. Según Darwin, el material genético cambia aleatoriamente (mutaciones) y la selección natural escoge a los seres más aptos. Mediante esta afirmación excluye a los mecanismo de herencia que no sean puramente genéticos. La epigénesis es un proceso de desarrollo por el que los seres se adaptan a su entorno y experimentan cambios en los genes que pueden ser transmitidos a sus descendientes.La biología evolutiva propone que el desarrollo del organismo determina el cambio evolutivo.

3. El naturalista inglés promulgó que el cambio evolutivo es continuo, sin embargo la teoría del equilibrio puntuado propuesta por NilesEldredge y Stephen Jay Gould a principios de 1970,  expone que, como indican los registros fósiles, las especies tienen periodos de estabilidad y de cambios abruptos.

Así como diversas investigaciones han sustentado las teorías darwinistas, muchas otras se encargan de corregirlas o incluso, desmentirlas. Pero lo cierto es que, hoy, en el bicentenario de Charles Darwin, podemos afirmar que los postulados que desarrolló con los conocimientos que adquirió durante su viaje en el Beagle, continúan vigentes dentro del mundo científico.

Publicada en EL UNIVERSAL el 12 de febrero de 2009

{lang: 'es-419'}

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top